¿Hay monstruos en tu armario? Cómo prohibir las polillas para siempre

Proteja su guardarropa de las polillas con estos sencillos y efectivos consejos.

Por Donna Boyle Schwartz

Fuente: shutterstock.com
Fuente: shutterstock.com

Tineola bisselliella, la polilla común de la ropa, destroza armarios, destroza camisas y calcetines, pantalones y suéteres, sin que te des cuenta hay un problema de plagas.

Tan pronto como las polillas encuentran su camino hacia los tejidos naturales, los insectos ponen huevos y la situación empeora, y las larvas nacidas se alimentan ansiosamente de madera, seda, piel y algodón.

La mejor manera de deshacerse de las polillas es nunca permitir una infestación. La prevención es fundamental, porque la erradicación puede ser una tarea real. Cubriremos ambos. Ya sea que haya descubierto polillas en su hogar o espere no ver nunca una, siga los consejos que se describen a continuación.

Prevención

Tome las siguientes precauciones para asegurarse de que su ropa almacenada permanezca libre de polillas:

  • Las manchas de comida atraen a las polillas, así que asegúrese de lavar toda la ropa antes de guardarla, especialmente si está guardando ropa para la temporada baja.
  • Si planea dejar su ropa intacta durante unos meses, guárdela en latas herméticas o en bolsas de vacío.
  • Instalar en pc Encendiendo en el armario y mantenga encendida una lámpara LED eficiente en todo momento. Las polillas de la ropa prefieren los ambientes oscuros y tienden a huir.
  • Una vez por temporada, limpie el interior del mueble con un limpiador multiusos, prestando especial atención a las esquinas, estantes y rodapiés.
  • Vacío un armario alfombrado una vez por semana. Permitir que la suciedad y el polvo se acumulen es una invitación abierta a las polillas de la ropa.
  • Si odias el olor de las bolas de naftalina, considera los repelentes naturales, incluidas las astillas de cedro rojo y pimienta negra molida.

Eliminación

luz del armario

El daño a su ropa proporciona una evidencia inequívoca de una plaga de polillas. Pero si no estás seguro de si hay un problema o no, ten en cuenta: las polillas de la ropa suelen ser doradas o amarillentas, con media pulgada de envergadura. Sus larvas parecen pequeños gusanos blancos.

Si, a pesar de sus mejores esfuerzos, descubre que las polillas han invadido su armario, no se desespere. Puede resolver el problema en un orden relativamente corto con un poco de esfuerzo:

1. Cepille vigorosamente (o incluso aspire) su ropa y luego lave (o limpie en seco) toda la ropa dañada, es decir, la que se pueda usar. Para obtener los mejores resultados, lave toda la ropa afectada en agua caliente, al menos a 120 grados, durante al menos 20 minutos. (También puede intentar congelar la ropa durante varios días). Si encuentra artículos dañados que no se pueden reparar, colóquelos en bolsas de basura de plástico y retírelos de su casa lo antes posible.

2. Ejecute la aspiradora por el suelo, estantes y paredes de su armario, prestando especial atención a las esquinas y hendiduras que puedan estar escondiendo larvas. Luego, rocíe el gabinete con insecticida especialmente formulado para polillas. Los productos adecuados son aquellos que contienen piretro, clorpirifos, aletrina o permetrina como ingrediente activo.

3. Prevenga futuras infestaciones almacenando la ropa en recipientes herméticos o en bolsas de vacío. Para mayor protección, use un repelente de polillas, ya sea naftalina o un sustituto natural. También puede probar las trampas para polillas: cajas de cartón forradas con adhesivo con cebos de feromonas artificiales. La virtud de las trampas es que pueden ayudar a controlar la actividad de las polillas, dando una idea de la gravedad del problema. En algunos casos, puede ser sensato llamar a un especialista en control de plagas.

Relacionado:

Nota: Los puntos de vista y opiniones expresados ​​en este artículo son responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la opinión o posición de Zillow.

Deja un comentario