Seleccionar página

Esta casa se construyó en los años 60 en la ciudad de Kolding, en el sur de Dinamarca, siguiendo las tendencias del modernismo americano de la época; mantener ese diseño era algo importante para sus dueños, amantes del diseño.

La arquitectura escandinava durante esa década buscaba el funcionalismo, con énfasis en casas útiles con líneas limpias y sin decoración superflua. Entre sus características principales destacan plantas irregulares, techos planos, interiores de planta abierta o diáfana y fachadas de cristal.

Esta villa reúne todas esas características y como muestra de un momento importante de la arquitectura del país a la hora de la renovación, se puede hacer hincapié en mejorar el aislamiento, los materiales de construcción y el confort en general (calefacción por suelo radiante, eficiencia energética, suelo de epoxy en la cocina, suelo de roble barnizado mate y cepillado en salón, etc.) pero siempre respetando las líneas originales.

La intención de sus dueños fue renovar la casa para que pareciera una versión moderna de sí misma, y lo ha conseguido completamente.

En cuanto a la decoración y el mobiliario, nos gustaría destacar la cocina con todas esas superficies lisas, con los cajones escondidos y sin tiradores, el sofá de la marca española Teys y el comedor tan minimal, con paredes tapizadas con tela, las sillas CH24 de Carl Hansen en madera de haya y la mesa de roble macizo.

Nos gusta mucho el estilo mid century americano y en su versión nórdica de suaves colores y diseños, nos parece ya la perfección :).