Cómo etiquetar cajas para su mudanza

Estos trucos profesionales te llevarán de un principiante estresado a un maestro en movimiento.

Se sabe que la organización adecuada es el principal requisito previo para el éxito del cambio. Incluso los detalles aparentemente pequeños, como las cajas de etiquetas, pueden marcar una gran diferencia en el resultado final de su aventura de reubicación.

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de abordar el etiquetado de cajas intercambiables?

Primero, asegúrese de tener todo lo que necesita. Luego, elija un sistema de etiquetado que funcione para usted. Y no olvide marcar las casillas con sus requisitos de manipulación específicos.

Materiales que necesita

Antes de comenzar a trabajar, debe tener algunos elementos a mano:

  • Marcadores permanentes. Obtenga marcadores de colores de alta calidad para asegurarse de que la escritura en los cuadros de intercambio sea fácil de leer. La lluvia o la nieve el día de la mudanza, así como las condiciones de almacenamiento desfavorables, pueden hacer que la escritura se manche o se escurra si no usa marcadores impermeables permanentes.
  • Etiquetas. Las etiquetas de colores son su mejor opción cuando se trata de organizar e identificar fácilmente sus cajas de mudanza. Puede comprar etiquetas prefabricadas en su empresa de mudanzas; descargue etiquetas imprimibles gratuitas de Internet; o cree etiquetas personalizadas en su computadora para satisfacer perfectamente sus necesidades.
  • Cinta de embalaje de calidad. Es posible que necesite cinta adhesiva transparente para pegar las etiquetas a las cajas empaquetadas y, como paso adicional, puede cubrir las etiquetas con cinta adhesiva transparente para protegerlas de la suciedad y la humedad.

Sistemas de etiquetado

Si se muda, puede crear formas creativas de etiquetar sus cajas de mudanza. No importa qué tipo de sistema de etiquetado elija, siempre que tenga sentido para usted y le ayude a organizar sus cosas.

Sin embargo, si ha contratado transportistas profesionales para que lo ayuden a mudarse, asegúrese de utilizar un sistema de etiquetado claro y eficiente que le facilitará el trabajo y evitará confusiones y errores.

Dos métodos de etiquetado han demostrado producir los mejores resultados posibles durante el agitado proceso de manipulación:

  • Códigos de colores. Asigna un color diferente a cada habitación de tu casa y usa ese mismo color para marcar todas las casillas que deben ir a la habitación respectiva. Si eliges morado para la habitación de los niños, por ejemplo, pega etiquetas moradas en las cajas que contienen la ropa, los juguetes y los libros de tus hijos y usa el marcador morado para escribir tus instrucciones. Incluso puede sellar las cajas con cinta morada para una fácil identificación. Codifique con colores las cajas para cada habitación de la misma manera, para que los transportistas sepan exactamente dónde entregar cada contenedor móvil individual.
  • Códigos numéricos. En lugar de usar diferentes colores, simplemente puede numerar sus cajas de intercambio. De esa forma, no solo organizarás fácilmente tus artículos, sino que también podrás controlar mejor las cajas y notar de inmediato si falta alguno de ellos en el momento de la entrega. Si decide utilizar códigos numéricos, cree una lista maestra completa para registrar el contenido de cada caja de intercambio correspondiente a su número único. Es una buena idea hacer varias copias de la lista o escanearla y enviársela a usted mismo.

No olvide etiquetar también las habitaciones de su nuevo hogar: coloque tarjetas de colores o tarjetas de números en las puertas, para que sus porteros puedan entregar las cajas correctas en la habitación correcta.

Cómo etiquetar sus cajas de mudanza

Al etiquetar las cajas de envío, es mejor utilizar cinta transparente sobre las etiquetas adjuntas para que no se suelten durante el transporte. También debe escribir sus instrucciones directamente en las cajas, utilizando marcadores impermeables permanentes.

  • Asegúrese de etiquetar cada caja individual inmediatamente después de empacarla y sellarla. De lo contrario, puede olvidar exactamente lo que puso dentro.
  • Debe etiquetar una caja en movimiento no solo en la parte superior, sino también en dos o tres lados. De esta forma, podrá ver toda la información relevante (contenido y sala de destino) incluso cuando las cajas estén apiladas.
  • Cuando prepare una caja de mudanza para su envío, asegúrese de marcar el destino (incluso si ha elegido códigos numéricos), el contenido de la caja (o su número único) y las instrucciones de manipulación necesarias (como “Frágil”, “Este lado hacia arriba” y “Abrir primero”).

Sea lo más específico posible al etiquetar las cajas de mudanza para garantizar la seguridad de sus artículos durante el transporte y para facilitar el proceso de desembalaje cuando llegue a su nuevo hogar.

Relacionado:

Deja un comentario